La revista Minería Total conversó con nuestro Gerente General, JAIME ILLANES PIEDRABUENA, sobre la nueva normativa del Sistema de Evaluación Medioambiental y el camino que queda por recorrer.

“El problema con el sistema de Evaluación Ambiental no se resuelve sólo con modificar la Ley”. De esta forma se refiere Jaime Illanes Piedrabuena, gerente general de Jaime Illanes y Asociados Consultores S.A., a la situación que se registra en el país a raíz de la gran cantidad de proyectos detenidos o judicializados, especialmente en los sectores de minería y energía.

Según el experto de esta compañía que asesora en materias medioambientales, para muchos puede resultar fácil decir que el problema está sólo en la normativa.  A su juicio, las dificultades nunca están en un solo lugar, sino que en distintos sitios y por lo mismo hay que analizar en profundidad cuáles son las razones de por de por qué está ocurriendo esto.

“A mí no me cabe ninguna duda de que a la Ley hay que hacerle modificaciones, pero no creo que haciéndolas se resuelve el problema.  Se resuelve con algo más en lo que tenemos que contribuir todos”, remarca.

PASO ADELANTE

Por eso, considera positivo que el Gobierno esté por nombrar una comisión para revisar el Sistema de Evaluación de Impacto Ambiental.  “Yo creo que eso es un paso adelante. Lo importante sería que en esta comisión estuvieran actores de distintos sectores, porque el problema no está solamente en un lado.  Yo creo que aquí las visiones que tienen el inversionista, el consultor, el fiscalizador, el Estado, los tribunales de justicia, son todas importantes”, enfatiza.

Illanes es categórico al señalar que el fenómeno que se ha dado en el último tiempo en Chile no es saludable. Y que demuestra que en algo estamos fallando como sociedad.  En ese sentido, insiste en que lo más simple es culpar a los titulares de los proyectos, al poder administrativo o a los tribunales.  “Yo creo que esas son las salidas fáciles que no tienen ningún sentido.  Lo que tiene sentido es sentarse en forma crítica y ver qué estamos haciendo mal, o qué hemos hecho mal.  Y qué es lo que tenemos que mejorar.  Y creo que todos tenemos que mejorar.  Las empresas, los consultores, el Gobierno, los tribunales, todos.  Esa es la forma más sana y constructiva”, sostiene.

PROCESO DINÁMICO

A su juicio, nadie puede quedar indiferente ante el número altísimo de proyectos que están con dificultades, por las razones que sean, ya que se trata de una situación que se da sólo en nuestro país.  Para el experto, no se puede decir simplemente que en Chile lo estamos haciendo mal, ya que se trata de procesos dinámicos, donde ha habido cambios significativos en los últimos 20 años, sobre todo en materia de participación ciudadana.  “Hay una dinámica social muy fuerte, y esto requiere entenderla y ajustarse a ella”, asevera.

¿Desde el punto vista práctico qué ha significado esto para los proyectos? “Que los procesos son más complejos y requieren poner el énfasis en aspectos en que antes a lo mejor no se ponían.  Hoy no basta con que un proyecto cumpla con la Ley.  Eso, por supuesto es el piso.  Hoy los proyectos deben cumplir con la Ley y también deben tener, de alguna forma, el certificado o la aceptación de la comunidad” recalca.